Dom. Jun 26th, 2022

Diferencias entre leasing y renting para comprar tu coche de segunda mano

Cuando tenemos que decidirnos por un coche hay varias opciones que tenemos disponibles. Hoy en día, el renting y el leasing están entre ellas. En España el leasing sigue manteniéndose como una manera tradicional que las empresas usan para la compra de vehículos, el renting ha tardado un poco más en consolidarse. Nuestro tema de hoy en este post tiene que ver con las diferencias entre leasing y renting para comprar tu coche de segunda mano.

Cuando queremos adquirir un coche, lo primero que nos pasa por la mente es comprarlo. Pero entonces empezamos a pensar ¿cuento con el dinero suficiente? ¿Podré pagarlo al contado o me tocará pedir un préstamo al banco? Pero ya desde hace un tiempo hay dos alternativas, que en un principio eran para el campo empresarial, pero con el tiempo se han incorporado también a particulares.

Primero entendamos en qué consisten ambas fórmulas, para luego entrar a conocer sus diferencias.

Qué son leasing y renting

La modalidad leasing consiste en el alquiler de un coche y pagarlo a largo plazo. Además, ofrece la opción de comprarlo. Con esta modalidad, la empresa deja de ser dueña del vehículo. Esta renuncia dura alrededor de 2 años y cuando se elige esta opción, el método de pago es en cuotas mensuales, durante el mismo período.

Cuando hablamos de renting nos estamos refiriendo al alquiler del coche, pero se agregan ciertos beneficios adicionales. Esta opción es parecida a la anterior, sin embargo, difiere en que al terminar el contrato del vehículo no se tiene la opción de compra.

Diferencias de leasing y renting para comprar tu coche de segunda mano

A continuación, te mencionaremos las principales diferencias. La más importante es la que tiene que ver con el contrato, pero hay otras que pasaremos a conocer:

  • De cuánto tiempo es el contrato: en el renting, este no tiene un tiempo máximo, pero por lo general supera los 5 años. En el caso del leasing suele ser por alrededor de 3 años.
  • Gastos que conlleva:  con respecto al renting, se debe pagar una mensualidad, pero en lo que respecta a mantenimiento del coche, seguro e impuestos ya están cubiertos. Es decir, el precio será el mismo que lo que dure el contrato. Ahora bien, en el caso del leasing, sí de deben prever ciertos gastos que surjan por fallos e imprevistos con el uso del coche.
  • Al firmar el contrato de leasing y renting tendrás que conocer qué servicios te corresponde pagar. En el renting la empresa es la que asume los costos, en el leasing lo único que se incluye es el pago del bien, por lo que le tocará al arrendatario pagar lo relacionado con el seguro, el registro del vehículo e impuestos.
  • En el leasing es más estricto que el pago de las cuotas se cumpla, porque hay que cumplir plazos y está estipulado por ley. El renting tiene un poco más de libertad, porque podrás negociar las cláusulas, según acuerden las partes involucradas.

Para finalizar, queremos decirte que visites nuestra web para que conozcas nuestras ofertas de coche de ocasión, como el Fiat 500 por 277€. Además, te ayudaremos a elegir el mejor coche de ocasión . ¡Ven! ¡Te esperamos!

Deja una respuesta