Monthly Archives: abril 2013

Residencias universitarias, convivencia en armonía

2013-04-23 20 13 18

Alojarse en una residencia universitaria sin lugar a dudas será la mejor alternativa que podamos tomar en relación al alojamiento durante el curso académico, pero alojarse en un alojamiento universitario para estudiantes requiere una actitud excelente, y es que se trata de un alojamiento en común, un alojamiento que se comparte con otros muchos estudiantes, por lo que todos los alumnos son responsables de garantizar la buena convivencia en todo el recinto.

Los estudiantes deben garantizar el máximo respeto a sus compañeros y el orden en la residència universitaria, preservando de este modo la tranquilidad y armonía del lugar. Para alojarse en una residencia para estudiantes es totalmente indispensable mantener una buena y correcta actitud en todo momento, de tal modo que si no estamos dispuestos a cumplir con esta sencilla norma será mejor buscar otro tipo de alojamiento que se adapte más a lo que buscamos.

En las residencias universitarias de categoría se pretende preservar en todo momento un buen ambiente general, un ambiente en el cual se pueda disfrutar tranquilamente de nuestro alojamiento sin tensiones, incomodidades o molestias de ningún tipo. Y es que no deja de ser una residencia para dormir y poder estudiar, además de otras muchas actividades a realizar, pero estas dos son las principales por lo que se precisa de un entorno placentero en todo momento. Y es que hay que ser tremendamente conscientes con que no estamos solos en la residencia, hay otras personas que precisan descansar, estudiar, y demás.

Las normas de comportamiento de una residencia universitaria deben ser cumplidas a rajatabla para mantener en todo momento un buen espacio de convivencia junto al resto de estudiantes del centro, de tal modo que de no ser así la residencia tendrá plenos derechos para tomar todas aquellas medidas necesarias para que el ambiente de la residencia sea el correcto en todo momento, siguiendo los principios de la normativa.

2013-04-23 20 13 18

Cirugía de párpados, elimina tu mirada triste y cansada

2013-04-17 21 40 27

La cirugía de los párpados, también conocida como blefaroplastia, es una excelente forma de eliminar de tu rostro la mirada triste y cansada que te aporta el cúmulo de grasa, bolsas y exceso de piel que con el paso del tiempo, la falta de sueño y el cansancio comienza a aparecer en tu rostro. Este problema estético disminuye de forma considerable la alegría a la mirada, además de sumar años a nuestro rostro.

La cirugía de párpados o Blefaroplastia consigue recuperar la mirada alegre y viva del paciente, consiguiendo rejuvenecer de forma rápida, eficaz y por un largo tiempo el problema de los ojos cansados, tristes, con feas bolsas de grasa bajo los ojos. Esta técnica quirúrgica no sólo es capaz de eliminar las bolsas, también es capaz de eliminar las ojeras y párpados caídos, los cuales hacen aparentar a la persona mayor edad de la real. Los resultados conseguidos por esta intervención son muy duraderos, y en ocasiones incluso permanentes.

Es importante conocer que ocurre después de la intervención y cómo será la recuperación después de todo el proceso, algo de lo cual no informarán con todo detalle en nuestra clínica estética de confianza. Decir que como en toda intervención quirúrgica, después de la operación es normal sentir algunas molestias  como por ejemplo tirantez alrededor de los ojos, mayor sensibilidad a la luz solar y al viento fuerte, aumento del lagrimeo, efectos secundarios que en tan solo un par de semanas lograremos dejar de percibir.

No tenemos que temer esta intervención ya que se trata de un proceso de rápida recuperación, y en apenas tres días podremos volver a ver la televisión o leer tranquilamente. Tampoco nos debemos preocupar por la cicatrices, ya que en unos quinces días desaparecerán por completo, volviéndose invisibles de cara a los demás. En unos cinco días aproximadamente, el cliente podrá volver a realizar sus actividades diarias con total normalidad.

2013-04-17 21 40 27

Duración de los vinilos decorativos

2013-04-15 13 59 54

Los vinilos se han convertido en uno de los elementos decorativos imprescindibles en cualquier hogar, unos elementos que aportan sofisticación, modernidad y estilo por muy poco dinero. A la hora de colocar nuestro vinilo decorativo en cualquiera de las estancias de nuestro hogar pueden surgirnos infinidad de dudas, y una de ellas es ¿cuánto duran los vinilos decorativos en perfecto estado? ¿Merece la pena comprarlos?

Evidentemente nada es eterno, y los vinilos decorativos que coloquemos en nuestro hogar tienen por así decirlo, una fecha de caducidad, una fecha límite a la que llegan en perfecto estado, y a partir de ahí comienza el deterioro. La duración de los vinilos dependerá de muchos factores, pudiendo provocar que la duración sea mayor o menor, por ejemplo si se coloca en el exterior o el interior, si se coloca en el cuarto de baño o bien en un salón, y los cuidados que le demos día a día.

También depende mucho de los materiales con los que estén fabricados los vinilos, de tal modo que debemos asegurarnos que adquirimos nuestro vinilo en una tienda o empresa que nos garantice su duración y su buen estado durante los años necesarios. Por norma general, la calidad de los vinilos ofrece una duración mínima de cinco años en interiores, mientras que en las zonas de exterior es de cuatro años, pero este tiempo puede variar según las condiciones a las que se vea expuesto nuestro vinilo y el cuidado que se le dé.

La superficie en la que se coloque también será un factor clave, es decir, si nuestro vinilo se coloca sobre vehículos o cristales, la duración ronda los cinco años, pero en cambio, si son colocados en paredes o armarios de nuestro hogar (zonas limpias y secas) la duración es prácticamente ilimitada, pero siempre dependiendo del trato y cuidado que haya recibido por nuestra parte.

2013-04-15 13 59 54

Cloro en las piscinas desmontables

2013-04-12 22 13 46

Cuando se hace referencia al tratamiento del agua de nuestra piscina desmontable estamos haciendo referencia a una tarea imprescindible para mantener en perfecto estado el agua de nuestra piscina. Y es que con el paso de los días y como consecuencia de las numerosas actividades llevadas a cabo en el interior de nuestra piscina, el agua pierde su calidad y claridad, dando lugar a la aparición de algas, turbidez y suciedad de todo tipo.

Claro está que la principal fuente de contaminación de nuestra agua es el uso de la piscina desmontable por parte de los usuarios que en ella disfrutan, ya que la liberación de fluidos como el sudor corporal, forman el caldo de cultivo perfecto para que el agua de las piscinas toi vayan perdiendo claridad, volviéndose inseguras para el baño si no se administran los tratamientos adecuados para ello.

El cloro es un compuesto indispensable para mantener en perfecto estado el agua de nuestra piscina, ya que logra desinfectar el agua eliminando bacterias, virus y microorganismos que puedan encontrarse en el agua. El cloro es un agente desinfectante de gran poder desinfectante, con mucha más fuerza que otros productos desinfectantes. Sigue siendo el producto más eficaz y empleado para lograr que el agua de las piscinas se mantenga perfectamente, ya que es alguicida, antibacteriano,  desinfectante y mantiene el agua completamente clara.

Es importante saber la dosis exacta que debemos añadir de cloro, aunque la cantidad dependerá de los litros que posea nuestra piscina, debiéndose realizar mediciones para conocer el pH, y todo dependiendo del volumen de agua a tratar. El cloro puede añadirse de distintos modos  como por ejemplo en tabletas, grano, líquido, etc.

Es importante vigilar el uso del cloro de nuestra piscina desmontable muy de cerca, ya que un nivel de cloro excesivo, muy elevado, puede ser perjudicial para la salud de aquellos que se introducen en la piscina. Una de las recomendaciones es hacer uso de la cloración salina, un método eficaz que deja el agua de la piscina suave y menos clorada, aunque se aconseja que la cloración salina se vea acompañada siempre de un regulador de pH

2013-04-12 22 13 46

Alta de servicios sin solicitarlos

Quizá una de las prácticas comerciales que mayor controversia genera es aquella práctica que especialmente empresas de algunos sectores han dado de alta de a un cliente después de haber mantenido una conversación telefónica con él y habérselo “vendido” por teléfono (o en muchos casos ni eso, sin ni siquiera haber hablado con la persona).

Estás prácticas que bien practicadas podrían suponer una ventaja en comodidad para el consumidor, en muchas ocasiones se han convertido en una estafa, y en muchas de ellas en un auténtico calvario para quien lo sufre o lo ha sufrido. A todas estas personas decir que en caso de suceder hay que ponerse en manos de un profesional y reclamar es garantía de ganar el caso.

Vayamos por partes, aquí no estamos hablando de aquellos casos en los que hemos decidido aceptar algo que nos vendían por teléfono y luego cambiando de pensar hemos renunciado a ello, pues todo ello entraría en el derecho de desistimiento y en todo caso es otro tema. Aquí a lo que nos referimos es aquellos casos en los que habiendo dicho que de plano no nos interesa, que ya lo pensaremos, o que no han hablado con nosotros nos enteramos un buen día que estamos dados de alta como clientes de esa empresa, y peor aún, que somos deudores de la misma, pues no le pagamos “lo que nos comprometimos”.

Cada vez existe mayor autorregulación al respecto, y además la regulación misma se prevé que sufra una modificación sustancial para prevenir abusos de este tipo. De mientras, saber que la prueba de voz es válida pero que luego debe existir nuestra firma por escrito (y aún existiendo la misma, faltaría demostrar que realmente es nuestra, pues pueden haberse hecho pasar por nosotros y haber firmado en nuestro nombre), entonces si nosotros no hemos aceptado, ¿dónde está nuestra firma?, ¿y seguro que es esa nuestra voz que dicen que es? Que lo prueben. abogado alquileres.